¡Amantes de los pimientos del piquillo! No os podéis perder esto…

Pimientos del piquillo con pan

Si eres un aficionado de la cocina mediterránea, seguro que son muchos los platos en los que utilizas el pimiento como ingrediente.

Considerado un alimento diez, su variedad más valorada es la de pimientos del piquillo. Sabemos que los más famosos proceden de Navarra, pero existe un remoto lugar donde, aunque no lo creáis, les superan en sabor y textura. 

Y aquí os contamos cuál es.

Además de su gran variedad de clases, picantes, dulces, rojos, verdes o amarillos, el pimiento llegó a España con Cristóbal Colón y desde entonces lo cultivamos en toda la geografía española. Pero hay una variedad única en Huélaga, una localidad al norte de Cáceres, donde crecen los pimientos del piquillo de El Carrascal.

Desde hace 10 años José Luis elabora conservas naturales de pimientos del piquillo. Sus cultivos son regados por las aguas del pantano de Borbollón, los frutos son cuidados con absoluto mimo y evitando cualquier producto químico porque, como él dice, “todo es genético y si controlas el ph de la plantación, los pimientos tendrán de forma natural su punto correcto de acidez”.

Pimiento de piquillo asado

PIMIENTOS DEL PIQUILLO ASADOS AL NATURAL

Extra del norte de extremadura.
Elaborados artesanalmente han sido pelados uno a uno.
Exquisito sabor.
Peso neto 255 gramos.
Peso escurrido 190 gramos.
Ingredientes: sal, cítrico, calcio y pimiento del piquillo.

¿Por qué son tan especiales estos pimientos? Lo primero es el cultivo. Cuando llega mayo José Luis comienza con la plantación de semillas que brotarán durante los meses de verano en los terrenos de regadío de la vega de la comarca de Moraleja y será a mediados de septiembre cuando comience con la recogida.

Una vez en la fábrica de conservas el proceso es totalmente artesanal. Los pimientos son escogidos uno a uno antes de pasar a pequeños hornos donde serán asados. “En este paso está el secreto”, nos cuenta José Luis, ya que mientras un operario los va dorando al girar una manivela, el pimiento se asa en su propio jugo, que seguirá conservándose una vez enlatado.

El siguiente paso es el pelado, también manual, en el que se le quita la piel y las pepitas. Ahora es momento de una segunda preselección en la que se elimina cualquier pimiento defectuoso, una prueba más de que la materia prima finalmente envasada es de una calidad suprema.

Con el cariño y detalle con el que son tratados estos pimientos no es de extrañar que grandes restauradores españoles de renombre mundial quieran contar con ellos en sus lujosas cartas. Martín Berasategui y Jose Mari Arzak ya han sabido identificar el especial sabor y textura de los pimientos de El Carrascal.

Pero buenos paladares hay en todo el mundo, tanto es así que esta empresa familiar extremeña recibe pedidos de lugares tan remotos como Canadá, Reino Unido, Alemania o Panamá. Y una vez allí, suelen tener como destino restaurantes y tiendas delicatessen locales.

Los pimientos de El Carrascal son perfectos para hacerlos rellenos, usarlos en paellas, como guarnición o en ensalada, nuestra forma favorita, ideal para crear un plato entrante, de auténtico lujo.

Esta es la sencilla receta que os recomendamos: una base de pimientos, ventresca desmigada, cebolla caramelizada y por último el aliño, con aceite de oliva, orégano y un poquito de escamas de sal. ¡¡Una delicia!!!

José Luis no sólo cultiva pimientos, también ha dado en el clavo con productos como setas silvestres y su famosa harina de boletus, un magnífico ingrediente para todo tipo de guisos. Sus conservas de tomate deshidratado y en aceite de oliva virgen, son un espectáculo de sabor , elaborados con métodos tan tradicionales y naturales que simplemente están madurados y secados al sol.

Variedad de pimientos del piquillo

Agricultura, delicadeza, sabiduría familiar y cariño son los pilares esenciales para lograr este maravilloso producto que ningún aficionado a los pimientos debería perderse… Disfruten y luego nos cuentan.

8 comentarios de “¡Amantes de los pimientos del piquillo! No os podéis perder esto…

  1. Sara dice:

    Se nota la calidad de los productos, un trabajo excepcional, fácil para combinar con cualquier receta, también totalmente recomendable la harina de boletus, da un sabor espectacular a todos los platos.

  2. ANTONIO MENA MARTÍN dice:

    Llevo consumiendo estos pimientos de EL CARRASCAL desde hace varios años.
    Cada vez que visito la comarca de Sierra de Gata visito a José Luis y procuro llevarme abastecimiento para que me duren hasta la próxima visita. Inclusive, mis amigos me encargan que les facilite varias latas.
    Son extraordinarios. Muy buena calidad y precio.

  3. CARLOS HERNANDEZ dice:

    Impresionante como están estos pimientos, e impresionante los productos que se venden aquí, esta claro que la calidad siempre triunfa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegacion en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This