Características del jamón ibérico de bellota deshuesado

Características del jamón ibérico de bellota deshuesado

No hay nada como un buen jamón ibérico de bellota. Una delicia ante la que nadie se resiste, sola o acompañada de una buena copa de vino tinto. ¿Alguna vez te has preguntado qué es mejor? ¿el jamón ibérico de bellota deshuesado o sin deshuesar? Te mostramos sus ventajas e inconvenientes para que, finalmente, decidas por ti mismo.

Las ventajas e inconvenientes del jamón ibérico deshuesado

Como todo en esta vida, el jamón ibérico deshuesado tiene sus ventajas e inconvenientes. Entonces, ¿cuál deberías elegir? Eso depende de tus necesidades. Nosotros te explicamos los pros y los contras para que, después de meditarlo, decidas qué es lo más conveniente para ti. Entre sus ventajas, están las que siguen.

Fácil de transportar

Si quieres llevar tu jamón desde casa a una celebración, por ejemplo, y no te apetece que te pese demasiado, puedes transportarlo deshuesado; te resultará mucho más ligero. Aminorarás tanto el peso que podrá llevarlo, incluso, hasta el más peque de la casa. Recuerda que deshuesado puede perder hasta la mitad de su peso, ahí es nada.

Perfecto para taquitos y otras preparaciones

Si prefieres cortar tu jamón en taquitos, en trozos o de cualquier otra manera especial, sin hueso es mucho más fácil de llevarlo a cabo. Un jamón ideal para preparar croquetas y otros deliciosos platos que contienen este rico producto.

Fácil de lonchear

¿Te encantan las lonchas finas, no eres muy ágil con el cuchillo o tienes una máquina de lonchear? En cualquiera de estos casos, resulta preferible escoger el jamón deshuesado. Igualmente, es una opción con la que deberías contar si tienes una tienda de ultramarinos y tus clientes buscan diferentes alternativas para cada ocasión.

Fácil de colocar y guardar

Si no tienes espacio en tu cocina para colocar tu jamón, de este modo te ocupará un espacio mínimo. Resulta muy fácil de guardar en una alacena o en la nevera. Eso sí, lo mejor es que lo cubras bien con un papel film para que no se reseque ni pierda su sabor ni color.

Mejor aprovechamiento

Si tienes la suerte de tener un jamón ibérico, no puedes desperdiciarlo de ninguna de las maneras. Sin embargo, los novatos tienden a dejar mucha parte cercana al centro de jamón de bellota ibérico sin cortar, porque les cuesta manejarlo con facilidad. Así que, con un jamón sin hueso, tendrás el problema resuelto.

Y ahora viene la parte no tan buena: el jamón deshuesado también tiene sus inconvenientes, como ya debes saber. Entonces, ¿por cuál te decantas?¿Qué es mejor en cada caso? Lee los pros y contras y saldrás de dudas.

Nosotros no queremos caer con el peso final de tu decisión. Así que, ¿los vemos primero y luego tomas la decisión?

Pierde algo de sabor

Puede que te estés preguntando si sabe igual con pata. ¿Pierde algo de sabor? Aunque no lo creas o tengas tus dudas, el jamón con su hueso mantiene mejor su sabor. Si quieres degustarlo en su esplendor, deja el jamón tal y como está.

Debes consumirlo en poco tiempo

El centro del jamón ibérico deshuesado tiende a resecarse mucho antes que el jamón entero. Por tanto, deberás consumirlo en un breve espacio de tiempo. Es una buena elección para eventos en los que se va a consumir enseguida, como en una celebración especial, por citar un ejemplo. Y si lo vas a guardar, recuerda que si no sabes cómo conservarlo, mejor que no lo escojas.

No queda elegante en un banquete de boda

¿Quieres agasajar a tus invitados de boda con unos entremeses en el jardín del restaurante? Con un centro de jamón ibérico deshuesado no lo vas a conseguir. No hay mejor presentación para este rico manjar que con su hueso y en una pata de jamón elegante. Recuerda que deberías dar con un buen cortador de jamón que esté a la altura del evento.

No es lo mejor si eres un experto jamonero

¿Para ti es un auténtico placer cortar jamón a cuchillo? ¿Siempre que tienes invitados en casa te gusta presumir un poco de lo bien que lo cortas haciéndoles una demostración in situ? En ese caso, ni lo pienses: el tuyo es con hueso. Eso sí, ya que te vas a lucir, opta por una pata y un cuchillo que estén a la altura de tu maestría.

Algo más caro

Puede que veas que el jamón deshuesado y envasado es un poco más caro por el tiempo que supone su preparación. Sin embargo, te llevas una pieza sin desperdicio.

Así que ¿merece o no la pena? Tú decides: jamón ibérico de bellota deshuesado o sin deshuesar. Es tu elección, pero ¡no te quedes sin él! Sin duda, este es uno de los productos más suculentos de toda España que no debería faltar en ninguna celebración ni tampoco en tu casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×