Conoce la morcilla patatera y la morcilla calabacera

Conoce la morcilla patatera y la morcilla calabacera

¿Alguna vez has probado algunos de los platos típicos de Extremadura? ¿Conoces cuáles son sus embutidos más reconocidos? Si a ti te gusta la comida de calidad, tradicional y típica de la gastronomía española, entonces has llegado al sitio indicado. Concretamente, a lo largo de este artículo vamos a hablarte tanto de la morcilla patatera como de la calabacera. Se trata de dos clases de morcillas de Extremadura reconocidas a nivel nacional e internacional por sus características particulares. ¿Quieres saber por qué? ¡Sigue leyendo!

La morcilla patatera, ¿cuáles son sus características?

La patatera es un tipo de morcilla extremeña caracterizado por contar con una mezcla de cerdo ibérico (fundamentalmente de grasa) y de puré de patatas. Precisamente de esa presencia del tubérculo surge el nombre de este reconocido embutido.

Una de sus características principales, como habrás podido comprobar, es que carece de sangre de cerdo, por lo que suele ser considerada como una morcilla inapropiada, pues no cuenta con el ingrediente que, típicamente, tienen todas las morcillas.

Aunque puede encontrarse en toda Extremadura, lo cierto es que es propiamente típica de Cáceres y suele elaborarse durante las matanzas del cerdo. Es muy sencilla de reconocer, dado que, al contar con pimentón entre sus ingredientes, presenta una apariencia similar a la del chorizo, pero con una textura exterior más sólida y dura.

Suele ser uno de los platos que más llama la atención a los visitantes de la región, pues no es fácil encontrar uno similar en ningún otro lugar del país.

¿Cómo se produce la morcilla patatera?

Aunque en el punto anterior ya te hemos ofrecido algunas pistas clave acerca de la elaboración y los ingredientes de este embutido patatero, lo cierto es que todavía faltan algunos puntos fundamentales que debes conocer.

Así, sus ingredientes básicos son los siguientes (hay que tener en cuenta que, dependiendo del elaborador, las cantidades pueden variar, y puede incluso añadirse algún elemento más):

  • Fécula de patata pelada y cocida, a modo de puré (aproximadamente un 50 % del peso total de la morcilla).
  • Grasa de cerdo ibérico (aproximadamente un 40 % del peso).
  • Magro de cerdo ibérico (un 10 % del peso).
  • Ajo.
  • Sal.
  • Pimentón de Vera, que puede ser picante o dulce dependiendo del caso concreto.

Para comprender su elaboración, hay que tener en cuenta que se trata de un embutido que puede presentarse tanto en forma de ristra como de herradura. Como tal, tras dejar fermentar la mezcla condimentada de ingredientes, se introduce (embute) en tripa de cerdo y, posteriormente, se deja secar.

Su particular sabor

Si se atiende a la historia documentada, este embutido nació en el siglo XVIII con el fin de paliar las hambrunas que se sufría en la zona de Extremadura. Esto podría llevarte a pensar que cuenta con un sabor pobre y plano, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, desde su primera elaboración fue extendiéndose por toda la geografía de la región y hoy en día es protagonista en múltiples fiestas populares, como en los carnavales de Cáceres, en el “Día de los Caballos” de Ceclavín o en la “Fiesta de la pedida de la patatera” de múltiples pueblos.

Al entrar en contacto con el paladar, lo primero que llama la atención es su textura a medio camino entre el chorizo y la sobrasada, debido a la mezcla de la patata y la grasa. Esto permite consumirla en rodajas o untada en pan, como aperitivo o entrante. Además, su sabor está marcado por el pimentón y el ajo, cuyos sabores fuertes casan perfectamente con los suaves del resto de ingredientes.

Por otro lado, los populares miajones o los montaditos de patatera untada suelen maridarse en Extremadura con un vino de pitarra, el acompañante perfecto.

A continuación te presentamos algunas de las morcillas patateras que puedes encontrar en nuestra despensa gourmet:

La morcilla calabacera: un embutido especial

Otro embutido típico de la región extremeña es, sin ninguna duda, la morcilla calabacera. Si te hablamos de ella junto con la patatera es porque tienen en común muchas características especiales. La primera y principal es que esta también es una morcilla impropia, pues no tiene sangre de cerdo entre sus ingredientes. A esto se le suma también su aspecto exterior que, de nuevo, recuerda al del chorizo debido a la presencia de pimentón de la Vera entre sus ingredientes, que le dota de tonos rojizos.

Sin embargo, sus aspectos comunes no se quedan aquí, como vamos a contarte.

El proceso productivo de la morcilla calabacera

La mejor manera de conocer un embutido es partiendo de sus ingredientes. Así, como norma general, se trata de los siguientes:

  • Calabaza cocida (aproximadamente un 50 % del peso total del embutido).
  • Grasa de cerdo ibérico (40 % del peso).
  • Magro de cerdo ibérico (10 % del peso).
  • Ajo.
  • Sal.
  • Pimentón de Vera, sea dulce o picante.

Como puedes comprobar, cuenta con prácticamente la misma composición que la patatera, pero sustituyendo la patata por calabaza cocida. Por lo demás, el proceso de producción es similar al de cualquier otro embutido. Tan solo ha de mezclarse todo el conjunto de ingredientes bien condimentados, después se deja fermentar y finalmente se embute en tripa de cerdo. Tras dejarlo secar, puede comenzar a consumirse.

En nuestra tienda online podrás encontrar una exquisita morcilla calabacera de la marca serradilla que te presentamos a continuación:

¿Cómo sabe este tipo de morcilla extremeña?

Otro punto en común entre estas dos morcillas es su textura, pues también la patatera puede consumirse tanto en rodajas como untada en pan. El sabor está marcado por el dulzor de la calabaza y la textura de la grasa. Los toques de magro le dotan de solidez y peso. Lo mejor, por supuesto, es acompañar su consumo con un buen vino.

En conclusión, ya conoces todo lo que hay que saber sobre la morcilla patatera y la calabacera. Bueno, todo menos el sentimiento indescriptible de probarlas. Por suerte, has llegado al sitio perfecto para ello, pues ponemos a tu disposición un enorme catálogo de productos de calidad de la gastronomía extremeña y española. Tan solo has de echar un vistazo a nuestra tienda y gozar de productos gourmet al mejor precio. ¡Comienza a disfrutar de la buena comida hoy mismo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×