Embutidos típicos de Extremadura

Embutidos típicos de Extremadura

Está claro que si hablamos de los embutidos típicos de Extremadura lo primero que nos viene a la cabeza es el jamón de pata negra. Se trata de un cerdo ibérico alimentado con bellotas que nos ofrece un delicioso jamón ibérico, el cual es un símbolo no solo de la gastronomía extremeña, sino que es un referente de la cocina española en todo el mundo. Pero como reza el dicho, del cerdo se aprovecha todo y hay vida más allá del jamón. Te invitamos a un delicioso viaje por los embutidos extremeños tradicionales, esos embutidos imprescindibles.

Chorizo

Durante décadas, los extremeños hemos utilizado la misma receta para elaborar el chorizo ibérico, uno de nuestros referentes gastronómicos. Pimentón de la Vera, ajo y sal son los acompañantes de la carne magra en uno de esos embutidos que, cualquiera que venga a Extremadura, debería probar.

Salchichón

¿Cómo te gusta el salchichón? Es un embutido completo y nutritivo y, en Extremadura, tenemos una gran variedad, pues en cada zona se utilizan unas especias diferentes, o en diferente cantidad. Así, podrás encontrar salchichones de diferente olor, textura o sabor, pero siempre deliciosos.

Morcón

La principal característica del morcón es que utilizamos carne magra más grande que la empleada en otros embutidos y sin picar. Por eso, cuando lo cortamos, vemos las vetas en su carne. Está acompañada de ajo, sal y pimentón, y es más grande que otros embutidos porque se emplea la tripa del intestino grueso. Rellenada a mano, debe curarse tres meses antes de que lo comamos ya sea en forma de tapa, sofrito, en tortilla o acompañando pastas y arroces.

Lomo curado

Un embutido con un intenso sabor, tan característico como ese color rojo que nos facilita reconocerlo. Lo obtenemos de la parte del lomo del animal, y además de ser uno de los embutidos más jugosos también es uno de los que contienen menos grasas. Ya sea en forma de caña o embuchado, es todo un clásico de los embutidos extremeños.

Patatera y morcillas

Son dos de nuestros embutidos más típicos, con una gran tradición a sus espaldas. La morcilla no necesita presentación, mientras que la patatera está compuesta de magro de cerdo ibérico, grasa y patata cocida, de ahí su nombre. Todo condimentado con sal, pimentón de la Vera, ajo y orégano. Se puede comer cruda, untada en pan o acompañando cualquier plato, y encontrarás la versión dulce y picante.

No íbamos de farol cuando decíamos que el cerdo ibérico criado en la Dehesa extremeña nos ofrece algo más que jamón. Chorizo, salchichón, morcón, limo curado, patatera, morcillas y las diferentes variantes de estos embutidos típicos de Extremadura harán las delicias de los paladares más exigentes. Seguro que ya te han entrado ganas de probar estos embutidos que encontrarás en nuestra tienda online.

close

5%

de descuento, especialmente para ti 🎁

¡Regístrate para recibir tu descuento exclusivo, y mantente al día de nuestros últimos productos y ofertas!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Powered by WhatsApp Chat

×