Por qué es importante un buen corte para disfrutar del jamón ibérico

amón ibérico: cómo cortarlo de forma que puedas apreciar su sabor

Cortar el jamón ibérico es todo un arte. Para aprovechar bien este producto no puedes actuar de cualquier manera, pues te arriesgas a perder buena parte de su sabor. Y es una pena desperdiciar el jamón ibérico, pues en su producción se invierte pasión, esfuerzo y tiempo. Así que nada mejor que conozcas el porqué de cortar el jamón ibérico como es debido.

Jamón ibérico de bellota: una cuestión de sabor

Cortar bien un jamón ibérico es fundamental para disfrutar de una buena experiencia en boca.

La forma y el grosor del corte determinan el sabor y la textura de la loncha. Si la cortas demasiado ancha, no conseguirás un bocado suave que se deshaga en el paladar. Sin un equilibrio entre la carne y la grasa nunca podrás degustar convenientemente una buena loncha de jamón ibérico.

Y es que la razón de realizar un buen corte de jamón ibérico es disfrutarlo en el paladar. Para lograr el resultado apetecido, una loncha deliciosa y agradable, debes asegurar un grosor adecuado, similar al de una tarjeta de crédito. Una loncha fina te permitirá disfrutar de todo el potencial de ese jamón ibérico que hayas comprado.

La forma del corte también afecta al sabor del jamón ibérico, pero sobre todo a la textura de la loncha. Si no haces la presión adecuada y no mueves el cuchillo de forma suave y con firmeza, no lograrás un tajo recto. De no hacerlo así, obtendrás una loncha irregular o que resulte demasiado pequeña o quebradiza.

También es importante que dejes la cantidad justa de grasa. No creas que esto enturbia el sabor o empeora la calidad de la pieza de jamón ibérico; todo lo contrario. Este componente es el gran secreto del jamón ibérico, ya que aporta bouquet a la loncha. Así estarás mejorando con creces la experiencia y no desaprovecharás la calidad del jamón ibérico. Sin embargo, ten en cuenta que la grasa entreverada propia del jamón ibérico, que es blanca, es la que mejora el sabor, no la que yace bajo la piel de un tono amarillento.

Por último, te diremos que un buen corte a cuchillo garantiza la conservación del jamón ibérico. Cada parte del mismo debe retirarse de forma adecuada. De no hacerlo, provocarás que la pieza se reseque, su curado aumente y su sabor se pierda. Además, has de realizar los cortes en función del tiempo de consumo. En caso de que vayas a tardar varios días, es aconsejable retirar la grasa amarilla poco a poco y pelar el jamón entero.

En definitiva, el jamón ibérico hay que disfrutarlo como es debido, algo que depende en gran medida del corte. Si la loncha no es la adecuada, no conseguirás todo el sabor que un buen jamón ibérico de bellota puede ofrecerte. Además, tampoco lograrás conservar sus características organolépticas. Si quieres saber más sobre el corte del jamón y su conservación, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegacion en nuestro sitio web. Pulse el botón ACEPTAR para autorizar su uso. Vd. tiene derecho a revocar este consentimiento en cualquier momento. SABER MÁS.

ACEPTAR
Aviso de cookies
×