Diferencias entre el lomo embuchado ibérico y el cabecero

diferencias entre el lomo embuchado ibérico y el cabecero

Si vas a comprar tus embutidos ibéricos, habrás podido comprobar que puedes escoger entre el lomo embuchado ibérico y cabecero de lomo ibérico ¿conoces sus diferencias? Aunque aparentemente son muy parecidos y son productos deliciosos, podemos apreciar las diferencias no solo visualmente, sino también en el sabor. Por este motivo queremos explicarte en este post cuáles son las principales características de cada uno de estos productos, para que puedas escoger el que más se adapte a tus gustos.

Lomo embuchado ibérico

El lomo embuchado o caña de lomo ibérico, proviene de una de las partes más saludables del cerdo. Se obtiene de la zona situada junto al espinazo y bajo las costillas, y podemos definirla como una carne de muy alta calidad y magra, por lo que apenas tiene grasa. Se trata de un embutido que procede de cerdos ibéricos y está elaborada con productos naturales como el pimentón, la sal y el ajo. Gracias al adobo y al tiempo de maduración, conseguimos que la caña de lomo ibérico obtenga un sabor muy característico y único.

Cabecero de lomo ibérico

El cabecero de lomo se obtiene de una parte diferente del cerdo, de ahí la principal diferencia en cuanto al lomo embuchado. También procede de la parte superior del animal, pero se obtiene de la zona más pegada a la cabeza. Por lo tanto, el cabecero es la parte que une la presa ibérica y el lomo. Al igual que la caña de lomo, este producto se adoba con los mismos ingredientes y se somete a un proceso de curación similar.

¿Cuáles son las principales diferencias?

Como hemos mencionado anteriormente, la principal diferencia es que provienen de diferentes partes del cerdo. Esto provoca que la carne sea diferente y por lo tanto, también lo son el sabor y la textura. Aparentemente son muy parecidas, pero en el caso del lomo ibérico, la carne es menos grasa y su sabor es más suave. Además resulta más tierno, mientras que en la carne de cabecero, la carne resulta más dura y tiene más grasa.

A la hora de pesar las diferentes piezas también encontramos una diferencia, y es que los cabeceros suelen ser más pequeños que los lomos. Normalmente los lomos suelen pesar dos kilos, mientras que la pieza de cabecero puede no llegar al kilo.

¿Qué carne es mejor?

Ambos productos están realizados con carne de gran calidad y que procede de cerdos ibéricos, de ahí su gran sabor. Sin embargo, la carne de lomo está más valorada debido a que es una carne que se considera noble, es decir, que su nivel de grasa es menor. Sin embargo, aunque el cabecero tiene más grasa, también ofrece un sabor exquisito. Todo es cuestión de gustos y preferencias. ¿A ti cuál te parece mejor? En Cerdito Mío, como no podía ser de otra manera, te ofrecemos ambas opciones:

+
6,50 IVA incluido
+

Caña de Lomo Ibérico de Cebo

Lomo Ibérico de Cebo – Atilano Gonzalez

22,5045,00 IVA incluido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegacion en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies