Jamón ibérico vs paletilla ibérica, las diferencias que debes conocer

Que el jamón ibérico es una de las joyas gastronómicas made in Spain está fuera de toda duda. Las razones: el sabor, los nutrientes, la textura o los maridajes, entre otras muchas. Partiendo de esta base, llega la hora de comprar una pieza. ¿Jamón ibérico o paletilla?

Es una de las dudas más frecuentes que plantea cierto desconocimiento al respecto, cuando las diferencias van más allá de la zona de la que se trata. Es un asunto que en el que el tamaño no es solo lo que importa.

Las diferencias entre jamón ibérico y paleta ibérica

Aunque los dos productos proceden de la pata de un cerdo, se trata de dos cosas distintas. Una distinción que reside en el peso, pero también en el sabor e incluso en el precio, entre otras.

El tamaño y la procedencia, unas de las principales diferencias

El jamón ibérico es la pata trasera del cerdo de raza ibérica; una pieza que suele pesar entre los 6,5 y los 8,5 kilos, con una relación carne/grasa del 50%. Este porcentaje es inversamente proporcional a la calidad: cuanta más calidad, menos porcentaje. Es una pieza además de más pesada, más ancha y más grande.

La paleta ibérica procede de la parte delantera, con un peso medio de entre 4 y 5 kilos y con una proporción de grasa un tanto superior: el 60%. Es una pieza obviamente más pequeña en términos generales.

El sabor y las diferencias

El sabor es otra de las grandes diferencias entre el jamón y una paleta ibérica de bellota. Los expertos y los aficionados al jamón están de acuerdo en que el sabor del jamón es más complejo que el de la paleta. ¿Prefieres mayor potencia e intensidad? Si has contestado que sí, entonces será la paleta lo que deberás llevarte a la boca. Eso sí, con matices menos complejos.

La curación, otras de las claves en este asunto

Debido al tamaño y a esos porcentajes de grasa, como es lógico, los tiempos de curación son distintos por un tema de pura necesidad: de 15 a 36 meses en el caso de los jamones y de 12 a los 24 meses en el de las paletas ibéricas. Además, el jamón suele necesitar más mimo y cuidado en este proceso para conseguir unos resultados óptimos.

Diferencias todas a las que sumar el precio. No hará falta que te digamos, porque ya lo sabrás, que el jamón ibérico es más caro que la paleta. Normal si tenemos en cuenta solo la diferencia de peso o los tiempos de curación; eso sí, ojo con el tipo de jamón o de paleta, siendo en cualquier caso lo más caro el 100 % puro de bellota. Un ejemplo de esta diferencia de precio, nuestros jamones y paletas Marcial Plata, como puedes ver a continuación. Claro que, si no te quieres dejar tentar, será mejor que no navegues por nuestra tienda para comprobarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegacion en nuestro sitio web. Pulse el botón ACEPTAR para autorizar su uso. Vd. tiene derecho a revocar este consentimiento en cualquier momento. SABER MÁS.

ACEPTAR
Aviso de cookies
×